La mejor sopa de pescado italiana: il Cacciucco

La mejor sopa de pescado italiana: il Cacciucco

Sí vais al mercado parad a comprar del pescado fresco que lo necesitamos para preparar juntos el CACCIUCCO

El CACCIUCCO ALLA LIVORNESE, es de aquellos platos que enamoran a primera vista.

Es una sopa de pescado y marisco, que te permite jugar en cantidad  y en variedad del producto. Esta cocinada con salsa de tomate,vino tinto y servida con unas tostadas de pan casero (es el PANE SCIOCCO sin sal).

Las costas del Tirreno de la provincia de LIVORNO (está en la hermosa Toscana) dieron origen a esta sabrosa sopa de pescado que se ha convertido en una receta nacional.

Según tradición, la sopa tiene que llevar los cinco tipos de pescado, como cinco son las C que componen su nombre.

Por tanto, se necesitará, un poco de pez sin espinas, como por ejemplo el rape, otro con espinas, como la gallineta y le añadiremos mejillones, almejas y berberechos a gusto (bivalvos).Y, por supuesto, no pueden faltar unas sepias, pequeños pulpitos y calamares así como langostinos, gambas u otros tipos de crustáceos.

Pero no hay directrices reales sobre la elección del pescado:

Vale la regla “¡voy a la pescadería y compro lo que tengan más fresco ese día!”

Lo que conlleva que siempre iremos obteniendo un mix de sabores diferentes y que cada vez preparemos un CACCIUCCO diferente.

La mayor dificultad preparando IL CACCIUCCO es la cocción. Un factor fundamental es, de hecho, combinar los diferentes tipos de pescado en la sartén para evitar que algún pescado se quede crudo y otros demasiado cocidos.

En línea general primero hacemos un sofrito en la sartén, con aceite virgen extra, 2 dientes de ajos y una guindilla. Después añadiremos los pulpos y las sepias vertiendo también medio vaso de vino tinto TOSCANO, en seguida los pescados más grande con la salsa de tomate, y finalmente crustáceo y bivalvos. El todo más o menos tarda unos 20 minutos.

Para servir hay dos opciones. Verter el CACCIUCCO en generosos cucharones en un plato hondo de terracota y colocar las rebanadas de pan encima. O la versión con las rebanadas de pan en el fondo, que se mojan gloriosamente con la salsa.

La elección es tuya. Lo importante es que lo disfrutes al máximo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *